Desde ABC-
No corren buenos tiempos para J Balvin. Tras la soberana ‘tunda’ verbal que le dio el cantante Residente tras llamar al boicot de los Grammy por «menospreciar» al reguetón, ahora ha sido censurado por YouTube, una de sus principales plataformas de difusión e ingresos.

El cantante colombiano ha tensado la cuerda, y la cuerda se ha roto. J Balvin sabía perfectamente que su nuevo videoclip iba a generar una fortísima polémica, y sus planes seguramente eran aprovechar la controversia para copar miles de titulares en todo el mundo. Esto último lo ha conseguido, pero su objetivo principal, que era generar millones de reproducciones, se ha ido al garete por pasarse de la raya, por cruzar la frontera imaginaria que YouTube coloca más allá o más acá en función de lo que dicte la opinión pública.

El videoclip de marras, rodado para la canción ‘Perra’, muestra a dos mujeres con nariz y orejas de perro sujetadas con correas, arrastrándose por el suelo como esclavas, y que para colmo son de ascendencia africana. Mientras tanto, la letra dice: «Vamo’ a encantarno’ como perro’ viralata / Soy perra callejera con la popola de raza / Te come’ este Purina, vamos pa’ la perrera / Quedémono’ engancha’o en medio de la carretera (ey, ey, ey) / Yo soy una perra en calor / ‘Toy buscando un perro pa’ quedarno’ pega’o».

Más adelante, la cosa sube aún más de tono: «Toy en celo, ‘toy en calor / Yo me abro en cuatro pata’, métanme un ventilador / Vamo’ pa’ Colombia, capea blone’ de sabore’ / Pa’ cuando te arrebate’ la leche salga en colore’ / Me pusieron un bozal porque estoy muy animal / Tengo la rabia canina, calentura vaginal / Me tiene’ que castigar y me tiene’ que enrolar / Porque soy perrita puppy, siente Lassie, wa-wa-wa». En YouTube ya sólo se puede ver un ‘making-of’ de la pieza audiovisual.