Por Carlos Marquez –

ORLANDO, FLORIDA – El Centro de Quejas de Delitos en Internet de la Agencia Federal de Investigaciones de Estados Unidos, FBI, revela que los delitos cibernéticos aumentaron en más de 300 mil en el 2020, reportándose 791,790 quejas de presuntos delitos.

El Informe establece un aumento de más de 300 mil quejas desde 2019, mientras las pérdidas reportadas que superan los 4 mil 200 millones de dólares.

En el documento revela también que se han publicado estadísticas específicas de cada estado de la unión estadounidense.

Los tres principales delitos denunciados por las víctimas durante el 2020 fueron las estafas de phishing, las estafas de impago, no entrega y la extorsión.

Los estafados vía los equipos resultados de la tecnología perdieron la mayor cantidad de dinero debido a estafas de compromiso de correo electrónico empresarial, esquemas de romance y confianza y fraude de inversiones.

Por igual, 2020 vio la aparición de estafas que explotan la pandemia de COVID-19.

En el referido trabajo divulgado por la Agencia Federal de Investigaciones, FBI dice que IC3 recibió más de 28,500 quejas relacionadas con COVID-19, con estafadores dirigidos tanto a empresas como a personas.

Infografía que muestra el número de quejas al Centro de Quejas de Delitos en Internet en 2020 (791,790) en comparación con 2019 (467,361).

Las estafas más frecuentes que afectan al público, por lo que la dependencia del FBI, Centro de Quejas de Delitos de Internet, ofrece orientación para la prevención y protección de la ciudadanía.

Destaca que en la lucha contra los delitos en Internet, se incluyen ejemplos de casos recientes.

El IC3 brinda al público un mecanismo confiable y conveniente para reportar sospechas de delitos en Internet al FBI. El FBI analiza y comparte información de las quejas enviadas con fines de investigación e inteligencia, para hacer cumplir la ley y para concienciar al público.

Con la publicación del Informe de delitos en Internet de 2020, el FBI quiere recordarle al público que informe de inmediato al IC3 en ic3.gov sobre cualquier actividad criminal en Internet que se sospeche.

Al denunciar delitos en Internet, las víctimas no solo alertan a las fuerzas del orden sobre la actividad, sino que también ayudan en la lucha general contra el delito cibernético.
en Internet 2020 del Centro de quejas de delitos en Internet, que incluye estadísticas de estafas COVID-19