QUITO (Sputnik) — El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, anunció un paquete de reformas laborales y tributarias que serán enviadas al legislativo y que buscan reactivar la economía de la nación andina y enfrentar los altos índices de desempleo y pobreza que afecta a sus habitantes.

«Hoy estamos ante la oportunidad única de reconstruir una economía que durante demasiado tiempo ha sido maltratada y distorsionada por los Gobiernos de turno.

Es la oportunidad de corregir vicios que hemos arrastrado durante décadas (…) Entregaré mañana en la Asamblea Nacional un gran proyecto de ley, con carácter económico urgente, que llevará como nombre Ley de Creación de Oportunidades», dijo Lasso en su primer mensaje a la Nación, tras asumir el Gobierno el pasado 24 de mayo.

Lasso anunció que la reforma que planteará al legislativo propone una contribución especial, temporal, a menos de 20.000 ciudadanos pertenecientes a los estratos más ricos.

Esa contribución se aplicará durante dos años a personas con patrimonios mayores a los 500.000 dólares, y por una sola vez a aquellas empresas con un patrimonio mayor al millón de dólares, y que durante el 2020 generaron utilidades y mayores ventas que en 2019.

América Latina
100 días de Lasso en Ecuador: una reforma neoliberal en suspenso

Adicionalmente, se planteará una mayor contribución con impuestos a quienes ganan por encima de 24.000 dólares al año, de manera progresiva y gradual para que paguen más quienes más ganen.
35 fotos que muestran lo loco que es realmente Dubai

En el ámbito laboral, el presidente ecuatoriano anunció un régimen laboral alternativo al vigente, que permitirá acceder a nuevas modalidades de empleo.

«Vamos a reformar el mercado laboral, pero siempre hacia adelante, nunca hacia atrás, nunca revirtiendo derechos de quienes ya tienen su empleo. Si un empleador quiere pasar un empleado actual al nuevo código, será penalizado», enfatizó Lasso.
Ecuador: cambios y continuidades a 100 días de la asunción de Lasso – Sputnik Mundo, 1920,

Para agilizar inversiones, el presidente ecuatoriano anunció alianzas público-privadas, habilitación de zonas francas, con incentivos tributarios para actividades agro-ecológicas comunitarias, desarrollo rural, industrias agrícolas, logísticas, de turismo y de salud.

También dijo que Ecuador armonizará sus normas e instrumentos internacionales, y generará mayores mecanismos de transparencia en materia aduanera.
Difícil coyuntura

El presidente de Ecuador dijo que recibió el gobierno con una deuda pública de 63.000 millones de dólares, equivalente al 63% del Producto Interno Bruto (PIB), un déficit fiscal de 7.000 millones de dólares, agravado por la pandemia, “pero principalmente causado por el pésimo manejo de pasadas administraciones”.

Según las estadísticas dadas por Lasso, apenas 3 de cada 10 ecuatorianos cuentan con un empleo formal; en el sector rural, apenas 2 de cada 10 lo tienen; sólo 1 de cada 4 mujeres tiene trabajo, 1 de cada 5 ecuatorianos vive en extrema pobreza, y cada año entre 140.000 y 200.000 jóvenes engrosan las filas de desempleados.

El presidente anotó que si no se frena esa tendencia, la situación será aún más trágica en los próximos años, por lo que llamó a los ecuatorianos a apoyar sus propuestas y a la legislatura a trabajar por el bien del país.