El diario colombiano “El Tiempo” publicó una fotografía donde se ve el jet privado de Helidosa,empresa aérea dominicana propiedad de Gonzalo Castillo candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana en las pasadas elecciones.

La propiedad del aparato,donde habrían viajado los mercenarios que ejecutaron al presidente haitiano Jovenel Moise, es una de las pistas que maneja la policía federal estadounidense (FBI), ya que la empresa de seguridad que contrató a los mercenarios colombianos tiene su sede en Miami.

En el jet privado de lujo matrícula HI-949 propiedad de Helidosa, se desplazaron los mercenarios colombianos que asesinaron el 7 de julio al presidente haitiano.

Una fotografía publicada por ‘El Tiempo’ muestra al médico haitiano Christian Emmanuel Sanon, considerado el «cerebro» del magnicidio, en las escalinatas del avión, propiedad de la empresa Helidosa S.A.

Junto a Sanon aparecen en la fotografía un exmilitar colombiano, Arcángel Pretelt Ortiz, y el ecuatoriano Walter Veintemilla, también pieza clave en la organización del asesinato.

El nombre de Pretelt aparece en los documentos de la empresa CTU Security LLC, contratada en Miami, junto con el del venezolano Antonio Intriago, también incluido en la fotografía.

CTU organizó el reclutamiento y envío de los exmilitares colombianos y el hospedaje del grupo en un lujoso hotel de Santo Domingo, en donde se reunieron el médico Christian Sanon, el venezolano Intriago y el exsenador haitiano John Joel Joseph.

Veintemilla, por su parte, habría sido el responsable de mover parte de los fondos de la operación a través de su empresa Worldwide Capital Lending Group. El total del plan habría costado más de 20 millones de dólares.