Tras el llamado del régimen, simpatizantes del gobierno también salieron a las calles de la capital (Reuters)