La frontera dominico-haitiana se encuentra sellada con más de nueve mil soldados, acción que se reforzó tras el magnicidio cometido en contra del presidente de Haití, Jovenel Moïse, aseguró ayer el comandante del Ejército de República Dominicana, mayor general Julio Ernesto Florián Pérez

El comandante militar recorrió la zona fronteriza y manifestó que desde la madrugada del miércoles, cuando asesinaron al presidente haitiano, están visitando toda la zona y haciendo el trabajo que les encomendó el presidente Luis Abinader.

Dijo que están reforzando todos los puntos clave y el patrullaje en toda la línea fronteriza con la operación Bayahonda y el cerco fronterizo con más de nueve mil soldados que han reforzado la vigilancia en la frontera,sumando a ello los cazadores de Constanza.

Florian Perez dijo que todos los dominicanos que residen o se encontraban en Haití en el momento del magnicidio y quieran regresar a República Dominicana,tienen paso abierto para hacerlo porque esta es su patria,y añadió que con ese propósito están abiertos el aeropuerto de Barahona y el Joaquín Balaguer de Santo Domingo..