El presidente ruso, Vladímir Putin, firmó un decreto para la movilización parcial de los reservistas con el objetivo de defender la soberanía y la integridad territorial del país. Putin agregó que esta decisión es apropriada ante las amenazas que afrontan Rusia.
El mandatario destacó que el decreto de movilización parcial prevé medidas adicionales en materia de adquisiciones estatales de defensa.

«En esta situación considero que es necesario tomar las siguientes decisiones, que son apropiadas ante las amenazas que afrontamos. Para defender nuestra patria, su soberanía e integridad territorial, para garantizar la seguridad de nuestro pueblo y de la gente en los territorios liberados considero necesario apoyar la propuesta del Ministerio de Defensa y del Estado Mayor de llevar a cabo una movilización parcial», señaló el jefe de Estado en su mensaje a la nación.

La movilización parcial, precisó, implica el llamado a filas desde este 21 de septiembre solo a los reservistas y, ante todo, a los que hicieron servicio militar. Los reservistas, remarcó, recibirán preparación militar adicional teniendo en cuenta la experiencia de la operación especial para la liberación de Donetsk y Lugansk.
«Estamos hablando concretamente de una movilización parcial. Es decir, solo serán llamados al servicio militar los ciudadanos que estén en la reserva y, sobre todo, los que hayan servido en las Fuerzas Armadas, tengan determinadas profesiones militares y experiencia relevante. Los llamados al servicio militar recibirán formación militar adicional teniendo en cuenta la experiencia de una operación militar especial antes de ser enviados a las unidades», destacó el presidente.

Vladímir Putin, el presidente de Rusia - Sputnik Mundo, 1920, 21.09.2022

Putin afirmó que los participantes movilizados en la operación especial recibirán pagos y el estatus de militares contratados.
«Me gustaría enfatizar que los ciudadanos rusos convocados al servicio militar en régimen de movilización recibirán el estatus, los pagos y todas las garantías sociales de los militares que cumplen el servicio militar por contrato», dijo Putin.
Por su parte, el embajador de la República Popular de Lugansk en Moscú, Rodión Miróshnik, anunció que confía en un potente fortalecimiento de las fuerzas aliadas que luchan contra Kiev tras la movilización parcial en Rusia.
«Esperamos un fortalecimiento militar y técnico-militar muy potente de nuestro grupo que lucha contra el régimen ucraniano y la participación de la OTAN en la guerra», escribió Miróshnik en su canal de Telegram al comentar la decisión sobre la movilización parcial.
El Kremlin publicó el decreto sobre la movilización parcial en la Federación de Rusia. El decreto entra en vigor desde el mismo 21 de septiembre.
Vladímir Putin anunció en la madrugada del 24 de febrero el lanzamiento de una operación militar especial en Ucrania para defender las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, frente al genocidio por parte de Kiev. Uno de los objetivos fundamentales de esa operación, según Putin, es la desmilitarización y la desnazificación de Ucrania. Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques militares no están dirigidos contra instalaciones civiles, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.