Teclalibre Multimedios /

KIEV, Ucrania (AP) — Funcionarios de defensa y analistas occidentales dijeron el sábado que creían que las fuerzas rusas estaban estableciendo una nueva línea defensiva en el noreste de Ucrania después de que los soldados ucranianos rompieran la anterior e intentaran presionar sus avances más hacia el este.

El Ministerio de Defensa británico señaló en un informe diario de inteligencia que la línea probablemente se encuentra entre el río Oskil y Svatove, a unos 150 kilómetros (90 millas) al sureste de Járkiv, la segunda ciudad más poblada de Ucrania.

La nueva línea se produce después de que una contraofensiva ucraniana abriera un agujero en la anterior línea del frente en la guerra y recuperara grandes franjas de terreno en la región nororiental de Járkiv, fronteriza con Rusia.

Moscú “probablemente considera importante mantener el control de esta zona porque por ella transita una de las pocas rutas principales de reabastecimiento que Rusia sigue controlando desde la región rusa de Belgorod”, dijo el ejército británico, añadiendo que era probable “una defensa tenaz de esta zona”, pero que seguía sin estar claro si los rusos serían capaces de resistir otro ataque ucraniano.

Entretanto, las fuerzas ucranianas siguen cruzando el río Oskil, clave en la región de Járkiv, al tiempo que intentan seguir avanzando en una contraofensiva dirigida a los territorios ocupados por Rusia, según el Instituto para el Estudio de la Guerra, con sede en Washington.

El instituto dijo en su informe del sábado que las imágenes por satélite que examinó sugieren que las fuerzas ucranianas han cruzado a la orilla oriental del Oskil en Kupiansk, colocando allí la artillería. El río, que fluye hacia el sur desde Rusia hacia Ucrania, había sido una ruptura natural en las líneas del frente recién surgidas desde que Ucrania lanzó su ofensiva hace una semana.

“Es probable que las fuerzas rusas sean demasiado débiles para impedir nuevos avances ucranianos a lo largo de todo el río Oskil si las fuerzas ucranianas deciden reanudar las operaciones ofensivas”, dijo el instituto.

Los videos que circularon en internet el sábado indicaban que las fuerzas ucranianas también siguen tomando terreno en el asediado este del país.

Un video mostraba a un soldado ucraniano pasando por delante de un edificio con el tejado destruido y señalando por encima del hombro a un compañero que colgaba la bandera azul y amarilla de Ucrania sobre una torre de telefonía móvil. El soldado que aparece en el video identificó el pueblo tomado como Dibrova, justo al noreste de la ciudad de Sloviansk y al sureste de la asediada ciudad de Lyman, en la región ucraniana de Donetsk.

Otro video en internet mostraba a dos soldados ucranianos en lo que parecía ser un campanario. Una bandera ucraniana colgaba mientras un soldado decía que habían tomado el pueblo de Shchurove, justo al noreste de Sloviansk.

Los militares ucranianos y los rusos no reconocieron inmediatamente el cambio de manos de los dos pueblos.

En el resto de Ucrania, las fuerzas rusas siguieron azotando ciudades y pueblos con ataques de misiles y cañoneos.

Un ataque con misiles rusos a primera hora del sábado provocó un incendio en la zona industrial de Járkiv, dijo Oleh Syniehubov, el gobernador de la región. Los bomberos extinguieron las llamas.