BEIJING (AP) — El presidente de China, Xi Jinping, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y los líderes de India y Asia Central se reunieron el jueves en Uzbekistán para una cumbre de un grupo de seguridad formado por Beijing y Moscú como contrapeso a la influencia de Estados Unidos.

La reunión el viernes de la Organización de Cooperación de Shanghái, que agrupa a ocho países, se veía empañada por el ataque de Putin en Ucrania y las tensiones de las relaciones chinas con Washington, Europa, Japón e India por disputas tecnológicas, territoriales y de seguridad.

El evento en el antiguo sultanato de Samarcanda formaba parte del primer viaje al extranjero de Xi desde que comenzó la pandemia de coronavirus hace dos años y medio, y subrayaba el deseo de Beijing de alzarse como una potencia regional.

Putin y Xi tenían previsto reunirse en privado y hablar sobre Ucrania, según el asesor de asuntos exteriores del mandatario ruso, Yuri Ushakov.

El gobierno de Xi, que antes de la invasión dijo tener una amistad “sin límites” con Moscú, se ha negado a criticar el ataque. Beijing e India están comprando más petróleo y gas ruso, lo que ayuda a Moscú a compensar el impacto de las sanciones occidentales.

China “declara de forma explícita que comprende las razones que obligaron a Rusia a lanzar la operación militar especial”, dijo Ushakov el jueves, según la agencia rusa de noticias ITAR-Tass.

Putin tenía previsto reunirse el viernes con el primer ministro indio, Narendra Modi, dijo Ushakov en declaraciones citadas por ITAR-Tass.

No había indicios de si Modi podría reunirse con Xi. Las relaciones entre sus dos países son tensas debido a los choques entre soldados de ambas partes en una disputa fronteriza en una zona remota del Himalaya.

Kazajistán, Kirguistán, Pakistán y Tayikistán también forman parte de la OCS.

Durante la cumbre se estudiaría una solicitud de Irán, estado observador del grupo, para convertirse en miembro de pleno derecho, según ITAR-Tass.

También asistía el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. Turquía tiene condición de “socio de diálogo” en la organización.

El viernes, Putin y Erdogan esperaban “evaluar la efectividad” de un acuerdo para reanudar la exportación de grano desde Ucrania a través del Mar Negro, según dijo el vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, a ITAR-Tass,

El mandatario chino tenía previsto defender su “Iniciativa Seguridad Global”, anunciada en abril después de que Estados Unidos, Japón, Australia e India formaran el Quad en respuesta a la política exterior más asertiva de Beijing. Xi ha dado pocos detalles sobre el proyecto, pero funcionarios estadounidenses se han quejado de que recuerda a los argumentos de Moscú para justificar su ataque en Ucrania.

La región forma parte del multimillonario proyecto chino Iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Seda, que implica construir puertos, ferrocarriles y otra infraestructura en un arco de docenas de países, desde el Pacífico Sur y a través de Asia hacia Oriente Medio, Europa y África.

Xi se reunió el jueves con el presidente de Kirguistán, Sadyr Zhaparov, y dijo que Beijing apoya la “operación preliminar” de un ferrocarril que conectaría China, Kirguistán y Uzbekistán, según el Ministerio chino de Exteriores.

La creciente influencia económica china en Asia Central ha incomodado a Rusia, que considera la región como su esfera de influencia.

Xi visitó el miércoles Kazajistán en su viaje hacia Uzbekistán. El papa Francisco también estaba en Kazajistán, aunque no se reunieron.