Tras el corte indefinido del suministro de gas a través del gasoducto Nord Stream, la UE tendrá que aumentar las importaciones de gas natural licuado (GNL) procedentes de suministros alternativos a cara del invierno boreal, lo que convierte a EEUU en el mayor ganador de la crisis en Ucrania, según los expertos citados por ‘The Global Times’.
El gigante energético ruso Gazprom anunció que el Nord Stream, detenido previamente durante tres días por mantenimiento programado, no podía reanudar su funcionamiento debido a problemas de equipamiento en la única unidad que estaba en funcionamiento.
El gasoducto es una arteria clave que transporta el suministro de gas ruso a Europa. Sin embargo, tras detectarse una fuga de aceite en su estación de compresión de Portóvaya, Gazprom dijo que el oleoducto debía cerrarse «hasta que se hayan rectificado todos los fallos del equipo».
Desde junio, Gazprom ha reducido los suministros a través de Nord Stream al 20% de su capacidad, culpando a las sanciones impuestas por Occidente de interrumpir las operaciones rutinarias y el mantenimiento del gasoducto.
Por su parte la UE, tuvo que aumentar las importaciones de EEUU a toda costa, lo que ha generado unos beneficios sin precedentes para los proveedores de gas estadounidenses, declaró Lin Boqiang, director del Centro de Investigación de Economía Energética de la Universidad de Xiamen.
Según los datos de Refinitiv, durante la primera mitad de este año EEUU exportó a Europa 39.000 millones de metros cúbicos (bcm), para comparar, durante todo 2021 las exportaciones a Europa ascendieron a los 34 bcm.
«Esto habría sido impensable en el pasado en el sentido de que los precios del GNL estadounidense son claramente mucho más altos que los precios del gas del gasoducto ruso debido a los costes de transporte, pero ahora la crisis de Ucrania lo ha hecho real», señaló Lin.
«En otras palabras, el panorama energético mundial está sufriendo una enorme reestructuración debido a factores geopolíticos, acompañada de precios disparados y escasez de suministro», agregó.
Gas (imagen referencial)  - Sputnik Mundo, 1920, 17.08.2022

Señaló que los precios de la energía seguirán siendo elevados hasta que se complete esta reestructuración, lo que ejercerá más presión sobre la recuperación económica mundial.
«Resulta que EEUU es el que más ha ganado con la crisis energética al abrir un enorme mercado para los proveedores de gas estadounidenses, reforzando su control sobre Europa», declaró un experto en asuntos internacionales de Pekín citado por The Global Times.
Estados Unidos creó la crisis ucraniana en primer lugar, pero ahora se ha convertido en el mayor ganador sentado al otro lado del océano y sacando provecho de la crisis, dijo Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China.
Zhao agregó que está al tanto de los informes que indican que la diferencia entre los precios del gas en los mercados europeos y estadounidenses es ahora de hasta 10 veces, un récord.
«Incluso con las costosas importaciones de GNL de EEUU, puede ser difícil para la UE evitar enfrentarse a una inflación disparada, a la escasez de energía y a las interrupciones de la producción en el próximo invierno, cuando la demanda de energía suele repuntar bruscamente», advirtió Lin.
Gas ruso  - Sputnik Mundo, 1920, 01.09.2022

Para satisfacer su demanda, la UE necesita más barcos de GNL y más instalaciones de almacenamiento de gas para hacer suficientes ahorros a largo plazo.
Los comerciantes mundiales de GNL han realizado un notable número de pedidos de buques de GNL. Por ejemplo, Hudong-Zhonghua Shipbuilding Co, con sede en Shanghái, recibió este año pedidos de buques de GNL equivalentes al número de los últimos 20 años combinados, reveló una fuente de la compañía al The Global Times.
«Aunque haya suficientes buques de GNL, la UE puede carecer de suficientes terminales de recepción y almacenamiento, cuya construcción puede llevar años», finalizó el experto.