Santo Domingo, 12 ago -El caso de presunta corrupción Medusa, que tiene como principal imputado al exprocurador general Jean Alain Rodríguez, entra hoy en su audiencia preliminar en los tribunales del país.

La sociedad dominicana espera, por la cantidad de pruebas y evidencias presentadas por el Ministerio Público, que los implicados en el proceso sean enviados a juicio de fondo.

El coordinador general de Participación Ciudadana, Joseph Abreu, señaló la víspera que un auto de no ha lugar es casi un imposible.

Entre los acusados hay 41 personas y 22 empresas involucradas, además de Rodríguez están implicados Jonathan Rodríguez, Alfredo Solano, Altagracia Guillén, Jenny Marte, Javier Forteza, Rafael Antonio Mercedes, Miguel José Moya, y Lisandro Macarrulla (hijo del ministro de la Presidencia).

Mientras entre las empresas figuran Dio SRL, Lirtec SRL, Jurinvest Abogados SRL, Espacio Arquitectura SRL, Constructora Morel Grullón, Constructora Integral SAS, Abatesa, Constructora Carrasco SRL, Mac Construcciones, Smart Logistc, Distribuidora Ropi, e Inversiones Swaziland EIRl.

La acusación formal en el caso Medusa fue depositada en el tribunal por la procuradora de Corte Luis Liranzo, de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa