SANTO DOMINGO.- Roberto Fulcar, acudió esta tarde a la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) donde hizo entrega de la documentación sobre la adquisición de libros digitales por parte del Ministerio de Educación que dirigió hasta que fue sustituido por decreto presidencial la pasada semana.

El ahora ministro sin cartera dijo que acudió a entregar voluntariamente la documentación a fin de “transparentar” su gestión al frente de la institución.

“Hemos venido personalmente ante la Pepca a entregar documentación sobre Adquisición de Libros Digitales y cualquier otro proceso que Pepca requiriere”, adujo.

Fulcar llegó próximo a la 1:00 de la tarde, donde hizo entrega de la documentación en la secretaría general de la Procuraduría General de la República (PGR).

Asimismo, informó que en las próximas horas acudiría ante la Dirección de Ética para depositar su declaración jurada del año 2020, a su entrada al Ministerio de Educación (Minerd), y 2022 al cierre de su gestión.

Al responder preguntas a miembros de la prensa, el funcionario aclaró que no fue destituido, sino que en su caso se trató de un cambio de funciones, ya que pasó a ser ministro sin cartera.

Igualmente, destacó salió del Minerd con la “satisfacción” de haber implementado el modelo educativo correcto.

“Entré al Ministerio de Educación con la voluntad e ilusión de implementar el plan, el modelo de educación para vivir mejor e iniciar la transformación del sistema de educación dominicana, me voy con la satisfacción de que se probó aquí, e internacionalmente, que el modelo de educación para vivir mejor funciona”, manifestó.

Como evidencia de esta afirmación aseguró que, a pesar que durante la pandemia se proyectaba un alto grado de deserción escolar, en República Dominicana no fue así, porque el nivel actual de presencialidad estudiantil supera al registrado al año antes de iniciar la propagación del Covid-19.

Previo a la salida de Fulcar del referido ministerio, el comité de compras y contrataciones de esa institución aseguró que la adquisición de libros de texto en formato digital le ahorraron en la contratación al Estado dominicano RD$677,853,874.17.

“Es 57% más económico que el libro impreso debido al tiempo de uso (4 años, en lugar de 1.3 años de libros impresos), son preferidos por los estudiantes y constituyen un salto cualitativo hacia la digitalización de la educación”, indicó un comunicado del ministerio.