Teclalibre Multimedios /

(Telám) / La presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, de gira por Asia, tiene previsto visitar este jueves la frontera ultrafortificada que separa Corea del Sur de su vecina del Norte, informó una fuente surcoreana.

Pelosi llegó la noche del miércoles a Seúl procedente de Taiwán, tras una controvertida visita que tensó las relaciones entre Washington y Beijing, que considera propia a la isla de gobierno autónomo y rechaza que sea visitada por funcionarios extranjeros.

Si Pelosi va a la frontera intercoreana, sería la funcionaria estadounidense de más alto rango en visitar la localidad limítrofe de Panmunjom desde que el presidente Donald Trump lo hizo en 2019, cuando se reunió allí con el líder norcoreano Kim Jong-un.

La información de la posible visita de Pelosi a Panmunjon fue dada por la agencia de noticias AFP, que citó a un responsable surcoreano no identificado.

En un encuentro con el presidente de la Asamblea Nacional surcoreana, Kim Jin-pyo, Pelosi habló de los programas de armas nucleares de Corea del Norte, que ha realizado varios test atómicos desde 2006.

Pelosi y Kim «expresaron su preocupación ante las amenazas crecientes que muestra Corea del Norte», según una declaración conjunta tras su reunión.

Corea del Norte efectuó este año un número récord de pruebas armamentísticas.
Pelosi y su par surcoreano instaron a «una disuasión fuerte y prolongada contra Corea del Norte» y afirmaron que apoyarían los esfuerzos de sus dirigentes para la desnuclearización norcoreana.

La representante estadounidense tiene previsto además hablar por teléfono con el presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, de vacaciones esta semana, según responsables.

En el marco de su gira asiática, Pelosi efectuó la víspera una visita de menos de 24 horas a Taiwán, un territorio que China considera como parte de su territorio.

La visita desató la indignación de Beijing, que este jueves lanzó sus más importantes maniobras militares en décadas alrededor de la isla.

Pelosi es esperada el viernes en Japón, última escala de una gira que incluyó también visitas a Singapur y Malasia.