Por Gerssi Ramón Mella Reyes /

David Ortiz no solo es una estrella deportiva, también es un hombre que dice la verdad , de un valor extraordinario, por atreverse a manifiestar lo que piensa con plena libertad y derecho. Es un asunto científico, la mariguana tiene propiedades medicinales y el experimento ese beneficio en su proceso de recuperación después de la agresión a balazos que sufrió en el oeste salvaje que se está viviendo en la República Dominicana.

En una isla de simuladores que desfalcan el estado, endeudan cincuenta generaciones de futuros dominicanos y dominicanas para robarse el dinero y nadie dice nada, es un crimen de lesa humanidad tener un proyecto de promoción y desarrollo de la canabis cómo alternativa terapéutica y todos se desgarran las vestiduras en su ignorancia y hipócrita forma de ver la vida y la realidad contundente de un proceso colonial pseudo religioso y trujillista que reina en la mente atrasada de millones de quisqueyano ya no alzados, más bien agachados y primitivos , viven en su visión de ver el universo por el ojo de su cerradura del siglo xvi o de la edad media más oscura y salvaje.

Recuerdo la frase de Jhohn Lennon, un mudo hipócrita donde se ocultan para hacer el amor, pero bombardean a niños, ancianos y hospitales en plena luz del día, cómo sucede actualmente en Ucrania.

Pero tenemos que estar concientes que el desarrollo no necesariamente fue ni será colectivo. En política que es todo en este mundo, existe un principio que dice que las mayorías generan un triunfo para un candidato, pero que el líder sabe que nunca tienen la razón, es un acertijo y una paradoja muy bien manejada por lo grandes operadores del teatro de títere de la vida de estos tiempos y otros ya quizás olvidados por muchos y recordado no por pocos.

David Ortiz está bien y mejorando, los cantos de sirenas de los ignorantes y desfasados es la prueba, subió al salón de la fama del béisbol, se salvó de un atentando casi mortal y curo plenamente sus heridas, logro aprender a cañón muchas cosas que no entendía, se integro plenamente a su familia, sigue ayudando atreves de su fundación a miles y ahora lanza con valor y sin temor su línea de producción de cannabis con extraordinario éxito y impacto mundial.

Que importa lo que puedan decir un grupo de gente perdidos en el tiempo y el espacio.