Santo Domingo.- En una declaración conjunta, las Embajadas de España, Alemania, Francia y la Delegación de la Unión Europea emitieron un documento que expresa preocupación y consternación por la situación de Haití con la acción de las bandas armadas que controlan los barrios de la zona urbana de esa nación caribeña.

El documento expresa lo siguiente:

Nuestras Misiones Diplomáticas expresan su profunda consternación frente a la
constante degradación de los derechos humanos en los barrios de la zona
metropolitana de Puerto Príncipe que se encuentran bajo control de las bandas
armadas, quienes durante estas últimas semanas han provocado centenares
de muertes y desapariciones además de miles de desplazados.

Entre las intolerables violaciones de las libertades fundamentales a las que han
sido sistemáticamente sometidas las poblaciones que viven en esos barrios
(incluyendo la violación del elemental derecho a la vida), nuestras Misiones
Diplomáticas están muy preocupadas por los informes que han detectado actos
de violencia sexual.

Entre las víctimas, sometidas en ocasiones a violaciones colectivas, se encontrarían niñas, niños y adolescentes. Este tipo específico de violencia utilizado por las bandas armadas para transmitir terror, aniquilar toda voluntad de resistencia, obtener el sometimiento o el desplazamiento de las poblaciones, conlleva efectos irreversibles e irreparables en las víctimas y, generalmente, en el conjunto de las comunidades locales.

Nuestras Misiones Diplomáticas exigen el cese inmediato de estos actos
repugnantes, así como el de los enfrentamientos armados y el de toda acción
violenta para permitir que las víctimas, especialmente las de Cité Soleil, puedan
recibir urgentemente la atención médica necesaria así como la asistencia
humanitaria esencial.

Nuestras Misiones Diplomáticas hacen un llamamiento a las Autoridades
haitianas para que multipliquen sus esfuerzos con el fin de que cesen
inmediatamente estas injustificables violaciones de los derechos humanos,
intensificando su lucha contra las bandas armadas criminales y llevando ante la
justicia a todos los autores de estos actos, así como a las entidades y personas
que les apoyan.

Nos encontramos profundamente afligidos por estos actos de inexplicable
violencia y por el enorme sufrimiento que causan a las víctimas y a sus familias.