Por Mirtha Piña /

En nuestra comunidad dominicana en los sectores donde tenemos mayor presencia en New York, existe todo tipo de personas, como en cualquier parte del mundo.
No conozco a profundidad el comportamiento de otras comunidades, ojalá no haya personas como algunos personajes de la nuestra.
Donde abrigan una cultura de irse por el lado político, comunitario y hasta se dan el lujo de auto proclamarse comunicadores, claro después de todo, son todologo, donde nunca falta lo de pesetero.
También, se proclaman patriotas, cuando en realidad son sobre vivientes de la miseria humana, conductas adoptadas de la carencias de valores humanos y de auto estima, ligado a la falta de superación personal.
De ahí es, que comercializan con quienes elevan más en su momentos la propuestas económicas y cuando el comerciante político ya no las necesitan es que se dan cuenta que han sido compradas por tres monedas y manipuladas.
Y quieren dar marcha atrás, esto lo convierte en personas acosadoras, con una defensa simplista diciendo que no son “propiedad de nadie” palabras que no Justican sus acciones , a menos, que aquellos valores, y sentimientos que tanto pregonan estén en la misma alcancías donde echan las tres monedas.
Donde están los valores que tanto predicas? la lealtad? por no mencionar otro sentimientos que te atribuye. Sembraste la desconfianza y no te quieren por falsa.
Sólo advierto que por favor cualquier parecido con mi esposo, que sea pura coincidencia, pues en más de cuarenta años, mi esposo nunca ha estado ligado a ninguna persona, y mucho menos una mujer que lo acose, por no aceptar el comportamiento atípico de determinada persona, con la cual el trato sólo fue comunitario y, nada fue gratis.