Teclalibre Multimedios /

El Colegio Médico Dominicano, sensiblemente preocupado ante la situación de salud que vive nuestra nación, eleva su enérgica voz, a fin de que, de una vez por todas sean abiertos los hospitales que aún permanecen en la situación de cierre a que fueron sometidos por gobiernos anteriores.

Esa apertura debe producirse sin necesidad de ´´Voluntariados´´ conformados por personeros ligados a la corrupción, y/o con claras intenciones de negociar a costa de la salud del pueblo.

De igual, manera reclamamos la apertura de concursos médicos en las diferentes provincias del país que se han quedado sin facultativos suficientes porque han sido pensionados, se han trasladado o han fallecido, generando un déficit de más de dos mil médicos generales y especialistas provocando esto una nueva tasa de desempleos en nuestro sector, impactando en la calidad de la atención sobre todo en el interior de país.

Hacemos un llamado para que se detengan las cancelaciones y cese inmediata la represión desatada tanto en la capital como en las provincias del país. Exigimos respeto a los decretos 127-21 y 353-21, mediante los cuales, cientos de médicos fueron pensionados sobre la base de la ley 414-98 y que hoy, desde el Ministerio de Hacienda y la Direccion General de Jubilaciones y Pensiones (DGJP), se desconocen olímpicamente en claro desacato a estos decretos presidenciales.

Por eso ( y por más) desde hoy, nuestra centenaria y gloriosa institución entra en condición de “Sesión Permanente” convocando a toda nuestra dirigencia nacional para que, este jueves 21 de julio, nos encontremos a las 10:00 a.m. en esta sede central, a los fines de pautar el camino de lucha a seguir para hacer valer nuestros reclamos.