Teclalibre Multimedios /

Puerto Plata.- El Presidente Luis Abinader catalogó a Puerto Plata como ejemplo en su oposición al tirano, así como a quienes se sumaron a la causa libertaria de toda la República, aportando con arrojo y principios democráticos, su conciencia y honor a favor de la causa.

«Aquí se organizó el Frente Interno, primera gran organización clandestina de resistencia a Trujillo dentro del país, que buscaba dar apoyo y levantarse junto a las expediciones armadas que desembarcaron por estas tierras», afirmó el mandatario.

El Presidente Abinader resaltó el sentimiento patriótico del pueblo de Puerto Plata, donde reseñó el caso excepcional de Miguel Feliú Arzeno, único dominicano que participó en tres expediciones armadas contra Trujillo.

«Estuvo presente en la expedición de Cayo Confites, que fue el primer esfuerzo militar para derrocar a Trujillo; luego se enroló y arribó en la gesta de Luperón de 1949, donde sobrevivió, fue apresado y exiliado nuevamente. Y en junio de 1959, regresó una vez más, por Constanza, junto a sus compañeros del Ejército de Liberación Dominicano, ‘lleno de patriotismo, enamorado de un puro ideal’, encendiendo la llama augusta de la libertad», expuso el presidente.

Agregó que el Día de la Libertad no es sólo una fecha en el calendario, también es el ejemplo vivo de lo que es capaz de alcanzar un pueblo frente al yugo del verdugo.

«Por eso, ‘1961: El Año de la Libertad’, esta exposición itinerante que inauguramos en mayo del año pasado en el Centro de los Héroes, y que luego, en el mes de septiembre, llevamos a la ciudad de Nueva York, llega hasta esta ciudad. Porque queremos también honrar la memoria de los puertoplateños que se levantaron contra el régimen y lucharon por legarnos una patria libre y democrática», apuntó.

También anunció que, a partir del 30 de mayo del año 2024, cada 30 de mayo, a las 8:00 de la mañana, las instituciones del Estado dominicano, instalaciones militares y policiales, recintos escolares y oficinas públicas en general, deberán guardar un minuto de silencio nacional, en señal de homenaje a las víctimas de la dictadura del régimen de Trujillo y en reflexión sobre la vocación democrática del pueblo.

De igual forma, sostuvo que a los 61 años del ajusticiamiento del tirano, seguido de la salida del poder y del territorio nacional de los Trujillo, en el país las libertades democráticas son estables y los derechos sociales y económicos de los dominicanos han sido ampliamente consolidados.

«Hoy necesitamos más justicia social y más cobertura universal de todos los derechos democráticos consagrados en nuestra constitución», finalizó.