El senador republicano Marco Rubio pidió al fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, que solicite a Interpol la emisión de una alerta roja internacional para arrestar el dictador venezolano Nicolás Maduro para que responda a cargos de narcotráfico ante la justicia estadounidense.

Con la emisión de la alerta roja, los países miembro de Interpol tendría que arrestar a Maduro, quien en estos momentos se encuentra en una gira internacional.

En su carta al fiscal general de EEUU, el senador republicano señala que Maduro usurpó ilegalmente el cargo de presidente de Venezuela y dijo que Estados Unidos junto con otros países denunció las irregularidades de la elección en la que fue electo de manera ilegitima el dictador venezolano en 2019, informó El Nuevo Herald.

“Como usted sabe, Maduro es un criminal acusado de aliarse con organizaciones terroristas para usar drogas ilegales como armas contra Estados Unidos. En el interés de la seguridad nacional estadounidense y de la estabilidad regional, Maduro debe ser enjuiciado por sus crímenes contra el pueblo venezolano”, escribió en su carta Rubio.

La justicia de EEUU acusó en 2020 al régimen de Maduro de dirigir un narcoestado, donde muchos funcionarios chavistas de alto nivel y militares tienen probadas relaciones con el narcotráfico. Además, el Departamento de Justicia de EEUU ofreció en 2020 una recompensa de USD 15 millones con informaciones que permitan el arresto y enjuiciamiento de Nicolás Maduro.

Diosdado Cabello y Nicolás Maduro mantienen rivalidad por el poder

El entonces fiscal general, William Barr, señaló que la frontera entre Colombia y Venezuela ha sido tomada por las disidencias de las FARC bajo amparo de Maduro. Por ello, acusó al régimen de tramar una conspiración con las FARC para “inundar a Estados Unidos de drogas”. Barr añadió que se estima que entre 200 y 250 toneladas métricas de cocaína son enviadas fuera de Venezuela por las rutas de la alianza criminal, que equivalen hasta a 30 millones de dosis letales.

“Anunciamos cargos criminales contra Nicolás Maduro por llevar adelante, junto a sus principales lugartenientes, una sociedad narcoterroristas con las FARC por los últimos 20 años. El alcance y la magnitud de la droga traficada solo fue posible porque Maduro y las instituciones corruptas de Venezuela proveyeron protección política y militar para los crímenes de narcoterrorismo”, sostuvo Geoffrey Berman, fiscal federal del distrito sur de Nueva York. Además, sostuvo que la cúpula chavista presionó a otros gobiernos para que permitan el despliegue de la trama criminal.

“Este es solo el comienzo de nuestro esfuerzo para sacar de raíz la corrupción en Venezuela”, sostuvo por su parte Ariana Fajardo, fiscal federal para el sur de Florida. “Tengo un mensaje para los altos cargos del chavismo: la fiesta se les está acabando”, agregó.

Rubio, en su carta al fiscal, señaló que los cargos presentados contra el dictador venezolano son fundamentados en una larga tradición del chavismo de hacer uso de los recursos públicos con el fin de brindar respaldo a terroristas internacionales.

“Estados Unidos debería hacer uso de todas las opciones disponibles para garantizar que fugitivos internacionales, como el ex presidente Maduro, sean enjuiciados”, dijo Rubio.