Haití dijo ayer que lamenta «los malentendidos”, que se produjeron tras la reunión entre el primer ministro, Ariel Henry, y el presidente dominicano, Luis Abinader, el jueves al margen de la IX Cumbre de las Américas, celebrada esta semana en Los Ángeles, Estados Unidos.

En una rueda de prensa ayer, donde evaluó su participación en la Cumbre, Henry se refirió a lo acontecido tras el encuentro con Abinader, una situación que “ha creado un conflicto y ha hecho correr mucha tinta”, según dijo.

De acuerdo con un comunicado divulgado un día después de la reunión por la oficina de Henry, ambos “convinieron regularizar la situación de los inmigrantes y trabajadores haitianos en República Dominicana, dotándoles de documentos de identificación y revitalizando la Comisión Mixta Haitiano-Dominicana”.

Sin embargo, el Gobierno dominicano afirmó horas después que en el encuentro entre Abinader y el primer ministro de Haití “no hubo ningún tipo de compromiso” para regularizar a los trabajadores haitianos en el país, desmintiendo así a la vecina nación.

La Presidencia dominicana también desmintió que en la reunión Abinader haya expresado apoyo a la candidatura de la exministra de Salud Pública, Florence Guillaume Duperval, para el cargo de directora general de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), como afirmó el Gobierno haitiano en su comunicado.