RABAT, MARRUECOS. – En el marco de la celebración del Salón Internacional de la Edición y del Libro -SIEL 2022- que se realiza en Rabat, Marruecos, la Embajada de la República Dominicana ante el Reino de Marruecos, como parte de su programa de actividades, organizó la conferencia con la maestra y escritora Elsa Brito de Domínguez, con el tema “Salomé Ureña de Henríquez: su legado a la poesía y a la educación dominicana”, acto celebrado en el Salón dedicado a América Latina.

Como preámbulo a su disertación, la Profesora Elsa Brito de Domínguez expresó: “En este escenario de la cultura universal, denominado Salón de América Latina, propicia es la ocasión para resaltar figuras relevantes de nuestro continente. Señalando los grandes poetas y escritorios latinoamericanos, como es la figura de Gabriela Mistral de Chile, con su lírica preñada de compasión universal; enaltecer el hijo de Nicaragua, Rubén Darío, con sus cisnes, sus princesas y color azul. Y de las Antillas, destacarla obra literaria y educativa encendida de amor patrio de la ilustre poetisa Salomé Ureña, de quien voy a hablar en esta noche memorable”.

1e875044-10ea-406b-9553-f0dd70bab08a / TECLALIBRE MULTIMEDIOS

Con elegancia académica, resaltó las primicias de la ciudad de Santo Domingo que le han acreditado en la historia con el sugestivo nombre de la “Atenas del Nuevo Mundo”. Justamente la poetisa Salomé Ureña en su composición “Ruinas”, uno de sus poemas más enaltecedores, traza con maestría el esplendor de la colonia, para levantarse después a contemplar el destino de la República, simbolizada en las grandes arquitecturas selladas en la historia. Bañada en las ideas y la lírica de esa gran poetisa Salome Ureña, la profesora Elsa Brito de Domínguez recitó algunos versos de dicho poema.

De igual manera, destacó el sitial de la República Dominicana, que tiene la exclusiva de ser la cuna de la literatura de América Latina.

064cd341-5c44-47f3-8dd1-f8e54d43fbce / TECLALIBRE MULTIMEDIOS

Un momento muy emotivo, fue cuando la disertante, al leer la biografía de Salome Ureña en su misión sublime de madre, elogió que en el stand de la República Dominicana estuvieran dos libros de su hijo, el gran escritor e intelectual Pedro Henríquez Ureña.

Al final de la conferencia, la maestra dominicana recitó, de su autoría, sus dos reconocidos poemas: “Adolescente” y “Mi impresión de Maestra”, y simbólicamente recogió las magnolias del jardín que cultivaba Salomé y la rosa de Bayahíbe como flor nacional dominicana, envolviéndolas en la cinta de la fraternidad de América Latina.

Este evento contó con la presencia del Embajador de la República Dominicana ante el Reino de Marruecos, Don Amaury Justo Duarte, y su personal diplomático, así como embajadores y diplomáticos de países latinoamericanos acreditados en el país, el Director de la Cátedra Iberoamericana de la Universidad Mohamed V, representantes del Instituto Cervantes, dominicanos residentes en Marruecos, y amigos de la República Dominicana, entre otros.