PUERTO PRÍNCIPE, HAITÍ.- Dos hospitales de la capital haitiana, Puerto Príncipe, cerraron este lunes ante la creciente inseguridad del personal sanitario, luego de que fuera secuestrada la pediatra Benetty Augustin.

Los centros médicos Saint Damien y Saint Luc de Haití forman parte de la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos, la cual comunicó a medios nacionales y extranjeros la decisión de suspender sus actividades.

La medida fue anunciada tras el secuestro el pasado jueves de Augustin, quien es responsable de atender a los niños con cuadros epilépticos en el Saint Damien, el cual acoge a más de 80.000 pacientes anualmente.

El suceso ha despertado la indignación de los habitantes de la capital, quienes se han manifestado en las calles para exigir la liberación de la doctora, así como la toma de medidas al respecto por parte del Gobierno.

Haití222 / TECLALIBRE MULTIMEDIOS

Por otro lado, 17 personas han sido secuestradas este lunes cuando viajaban en un autobús con destino a Puerto Príncipe. De los tripulantes, ocho eran haitianos, ocho turcos y el chofer dominicano.

Presuntamente, el secuestro fue ejecutado por la banda criminal 400 Mawozo, la misma que mantuvo retenido por varios días al diplomático dominicano Carlos Guillen Tatis. A su vez, ambos sucesos tuvieron lugar en la barriada Croix-des-Bouquets.

La crisis económica que atraviesa la nación caribeña ha provocado un aumento en el número de secuestros perpetrados por las pandillas. El clima de inseguridad se ha visto también afectado por los enfrentamientos entre esos grupos delincuenciales, los cuales han provocado un gran número de desplazados.