LEÓPOLIS, Ucrania,(AP).-El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenski, acusó el domingo a Occidente de cobardía mientras su país lucha por frenar una invasión rusa, en una exasperada petición de aviones de combate y tanques para mantener la defensa en un conflicto que se ha convertido en una guerra de desgaste.

Después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reunió con funcionarios ucranianos en Polonia el sábado, Zelenski arremetió contra “el ping-pong sobre quién y cómo debe proporcionar aviones y otras armas defensivas”, mientras los misiles rusos matan y atrapan a civiles.

“He hablado hoy con los defensores de Mariúpol. Estoy en contacto constante con ellos. Su determinación, heroísmo y firmeza son extraordinarios”, dijo Zelenski en un mensaje en video el domingo por la noche, en alusión a la asediada ciudad sureña que ha sufrido algunos de los horrores y privaciones más duros de la guerra. “Ojalá los que llevan 31 días pensando en cómo entregar docenas de aviones y tanques tuvieran el 1% de su valor”.

La embajadora de Ucrania en Estados Unidos, Oksana Markarova, dijo el domingo en el programa “Meet the Press” de la cadena NBC que su país había escuchado a Biden “fuerte y claro”.

“Ahora, depende de todos nosotros detener a Putin mientras todavía sea local en Ucrania porque esta guerra no se trata solo de Ucrania, sino de un ataque a la democracia”, indicó.