El Ministerio de Defensa de Rusia ha declarado este sábado que las autoridades de Ucrania están repartiendo «en masa y sin control» armas a ciudadanos civiles, destacando que las acciones para involucrar a la población en actividades militares provocarán «inevitablemente» pérdidas humanas.

Ministerio de Defensa ruso: «Nacionalistas ucranianos atacaron barrios poblados con sistemas de cohetes múltiples Grad y dejaron civiles muertos»

Ministerio de Defensa ruso: «Nacionalistas ucranianos atacaron barrios poblados con sistemas de cohetes múltiples Grad y dejaron civiles muertos»

«El régimen nacionalista en Kiev reparte en masa y sin control a habitantes de las localidades ucranianas armas automáticas, lanzagranadas y municiones. Involucrar a la población civil en actividades militares inevitablemente llevará a accidentes y víctimas», ha indicado el portavoz del Ministerio, Ígor Konashénkov.

En ese contexto, ha instado a los ucranianos a «demostrar conciencia, no sucumbir a estas provocaciones del régimen en Kiev y no someterse a sí mismos y sus seres queridos a sufrimientos que nadie necesita».

Konashénkov señaló que los datos de Inteligencia muestran el despliegue por parte de nacionalistas ucranianos de unidades de armas pesadas en barrios residenciales no solo de Kiev, sino en otras ciudades del país. «El liderazgo de Ucrania declaró repetidamente que no se escuda en la población civil y no despliega medios de fuego pesados en las ciudades. Esta mentira descarada puede tener unas consecuencias graves», afirmó.

El portavoz explicó que estas acciones se realizan para provocar ataques de respuesta por parte de militares rusos contra civiles, haciendo hincapié en que las autoridades «usan los mismos métodos que los terroristas». «Exijan que la autoridad criminal en Kiev retire inmediatamente todas las armas pesadas de sus casas y barrios poblados de las ciudades», se dirigió a los ucranianos, repitiendo que las Fuerzas Armadas de Rusia no atacan zonas residenciales.

Lanchas atacaron buques con militares ucranianos cautivos a bordo
16 lanchas de la Armada de Ucrania atacaron la noche de este viernes buques de la Flota del Mar Negro rusa cuando estos trasportaban a los 82 militares ucranianos que se rindieron en la Isla de las Serpientes, frente a la costa norte del mar Negro, comunicó.

Las lanchas ucranianas «utilizaron la táctica de enjambre» y «el objetivo de ese ataque era la venganza contra los efectivos ucranianos rendidos y poder acusar al Ejército ruso de la masacre de los prisioneros».

«Como resultado del enfrentamiento naval, 6 lanchas fueron destruidas. Ninguno de los 82 militares ucranianos de la Isla de las Serpientes resultó herido», indica el Ministerio. Agrega que el área fue sobrevolada por los drones estratégicos de reconocimiento estadounidenses RQ-4 Global Hawk y MQ-9A Ripper. «Es muy probable que fueran los drones estadounidenses los que dirigieran los buques ucranianos contra los barcos de la Flota rusa del Mar Negro», señaló.