Un menor que viajaba junto a su madre y otros migrantes de Venezuela hacia Trinidad y Tobago resultó muerto después de que la Guardia Costera trinitense interceptara con disparos la embarcación en la que iban el sábado por la noche.

La Guardia Costera confirmó el fallecimiento en un comunicado publicado en su página de Facebook el domingo, y explicó que el incidente tuvo lugar cuando los agentes detectaron el bote que cruzó la frontera entre ambas naciones, tras tratar «por todos los métodos disponibles» de que se detuviera y actuando en «defensa propia», sin saber que llevaba migrantes a bordo.

En el incidente también resultó herida la madre del menor fallecido, quien fue «estabilizada y llevada a un centro de salud local», explicó la guardia costera en su comunicado. El resto de migrantes están siendo procesados siguiendo «los protocolos de salud y migración», añadió.

El primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley, hizo llegar este lunes sus condolencias a Venezuela en un comunicado de prensa difundido en su página oficial de Facebook.

«Quiero expresar mi condolencias en nombre de todos los ciudadanos de Trinidad y Tobago, referente a la desafortunada pérdida de un niño durante un operativo de seguridad», dice el texto.

Decenas de venezolanos se concentraron este martes frente a la Embajada de Trinidad y Tobago en Caracas para exigir justicia por la muerte de un niño que migraba junto a su madre al país isleño y que falleció luego de que su barca fuese, presuntamente, tiroteada por la Guardia Costera, lo que califican como «asesinato».

«Estamos cansados de que a los venezolanos nos vean como a cualquier cosa, estamos buscando nuevas oportunidades en otros lados ya que el régimen (de Nicolás Maduro) no nos ha permitido seguir adelante», dijo a periodistas la secretaria juvenil del partido opositor Primero Justicia, Merci Barrios.

Trinidad y Tobago, que se encuentra a unas 60 millas (96 km) de la costa de Venezuela, se ha convertido en un destino para aproximadamente 25,000 migrantes, que generalmente llegan en botes pesqueros destartalados y sobrecargados, parte de un éxodo más amplio que ha visto huir a casi seis millones de venezolanos. . Desde 2018, más de 100 venezolanos han muerto al intentar cruzar.

Muchos llegan a la vecina Colombia y otros países latinoamericanos a pie. Los venezolanos también están llegando a la frontera de EE. UU. en números récord, y las autoridades fronterizas de EE. UU. informaron 24,819 intentos de cruce en diciembre, 206 más que el año anterior.

Los migrantes venezolanos a menudo se enfrentan a algunas reacciones negativas en sus países de destino, a pesar de los mensajes de bienvenida de los gobiernos, pero Trinidad y Tobago ha sido objeto de críticas particulares por sus políticas y prácticas draconianas.