Las acciones de la plataforma de ‘streaming’ estadounidense Netflix cayeron un 20% después de la publicación del informe financiero.

Los inversionistas estaban muy decepcionados por la tasa de crecimiento de nuevos usuarios de Netflix, señala Bloomberg. Para el cuarto trimestre de 2021, su número resultó ser inferior a la cifra esperada por 200.000 personas: 8,3 millones de suscriptores. Al mismo tiempo, se han lanzado muchos productos nuevos en la plataforma durante este período.

Netflix atribuyó la desaceleración en el crecimiento de suscriptores al impacto de la pandemia, la mayor competencia con otros servicios y las dificultades macroeconómicas en algunas regiones como América Latina.
La compañía predice que en el primer trimestre de 2022, el crecimiento de la audiencia de transmisión no será impresionante: 2,5 millones frente a los casi cuatro millones del año anterior.

Los inversionistas profesionales rusos citados por el medio Business FM añaden que toda la demanda acumulada ya se realizó, por el hecho de que la gente buscaba cómo pasar su tiempo en el aislamiento y, muy probablemente, los nuevos trimestres resultarán ser peores de lo previsto, incluso peores que los números que el la empresa está expresando. La capacidad del mercado resulta inesperadamente limitada. Es decir, el beneficio por acción puede dejar de crecer o incluso empezar a caer porque todavía hay un momento de baja.
En cuanto a la competencia, Netflix está perdiendo ahora no solo frente a los sitios de transmisión locales con suscripciones más baratas, sino también frente a gigantes como HBO. Si antes Netflix era un monopolio, en 2019 Disney+ irrumpió en el mercado. Warner Bros. está desarrollando activamente sus servicios, así como Amazon, Apple TV+. Todos ellos gastan decenas de miles de millones de dólares en la producción de contenido. Netflix está lejos de ser el líder en términos de inversión en productos. En comparación a Disney+, va 2,5 veces por detrás.
Y no solo eso. En muchos países los ciudadanos rechazan el contenido legal con sus altos precios, optando por la piratería. Por ejemplo, en Rusia existen plataformas que ofrecen ver series y películas, desde Juego de Tronos hasta Sing: ¡Ven y canta!, en alta calidad, con posibilidad de descarga, elección de pistas de audio, funciones de marcador, acceso a canales de televisión en streaming por solo dos dólares al mes.