Al iniciar el segundo día de audiencias en su contra, Jhonier Leal se declaró culpable por el asesinato de su hermano Mauricio Leal y su madre Marleny Hernández. El señalado es acusado por la Fiscalía General de la Nación por los cargos de homicidio agravado por el parentesco, por estado de indefensión y sevicia, y por ocultamiento, alteración o destrucción de pruebas.

El hombre pidió disculpas por haber cometido el crimen y aseguró que no pretende cometer un acto similar en el futuro. También aclaró que tomó la decisión de aceptar cargos después de analizar sus derechos y opciones.

“Antes que nada tuve la oportunidad de hablar con mi abogado y luego de quedar debidamente asesorado he tomado una decisión súper importante y muy personal, de manera libre y voluntaria de aceptar los cargos a través de un acuerdo con la Fiscalía y aprovecho la oportunidad para hacer mi manifestación de arrepentimiento pidiendo perdón antes que nada a mi familia y a mis hijos, a las víctimas y a toda Colombia por los hechos acontecidos”, manifestó Jhonier este 18 de enero.

La declaración fue hecha a pesar de que menos de 24 horas antes Jhonier se había declarado inocente. La jueza de control de garantías que lidera la audiencia le preguntó a Jhonier si entendía las razones por las que se le incriminó, a lo que él aseguró que todo le quedó “totalmente claro y entendido”, y por eso no aceptaba el señalamiento. Agregó que era incapaz de violentar a sus familiares.

“Señora juez, no acepto ni aceptaré ninguna imputación de cargos. Jamás hubiese sido capaz de poner una mano encima de mi madre y mucho menos de mi hermano, por ende, aceptó la imputación de cargos”, dijo Jhonier en la audiencia realizada el 17 de enero.

Según la Fiscalía, Jhonier habría planeado el acto días antes. El ente acusador expuso que el sábado 20 de noviembre, siendo las 9:59 p. m. Mauricio Leal entró a su vivienda y una hora más tarde su hermano arribó al conjunto residencial, donde también residía. Al día siguiente, desayunaron y pasaron parte del día juntos hasta que Jhonier salió a una fiesta de la que volvió a las 11:37 p. m.

Jhonier volvió a salir del conjunto el 22 de noviembre a las 11:15 a. m. Según la Fiscalía, durante la madrugada y la mañana de ese día, el hermano e hijo de las víctimas habría cometido el crimen. Se presume que la primera en ser atacada fue Marleny.

“Con el mismo cuchillo que atacaste a tu señora madre atacas a tu hermano, con la mala fortuna que ese cuchillo se quedó incrustado en el cuerpo de Mauricio Leal, para posteriormente hacer un recorrido largo hasta la cocina para traer otro cuchillo para generarle ciertas heridas e intimidarlo para que escribiera la carta encontrada”, dijo el fiscal.

En este proceso las autoridades también expusieron como pruebas incriminatorias que en la terraza de la habitación de Jhonier se encontraron elementos de limpieza que, por lo general, no se dejaban en ese lugar. Además, en el baño que usaba Jhonier Leal encontraron sangre humana fresca.

Por la gravedad de estos hechos, Jhonier podría enfrentar una condena de 43 años de cárcel. La condena podría reducirse hasta en un 50 % por declararse culpable al iniciar el proceso, sin embargo, está pendiente por confirmarse el beneficio.

El abogado de víctimas, Edgar Montaña, resaltó que no se puede olvidar que la aceptación de cargos se realizó en un preacuerdo suscrito con la Fiscalía General de la Nación. Sin embargo, el fiscal del caso aclaró que este “no se debe presentar ante el juez de garantías sino ante el juez con funciones de conocimiento”.

De esta forma, hasta que se realice esa respectiva audiencia, se desconoce cuál será la pena, por el momento, Jhonier permanecerá en centro carcelario cumpliendo la medida preventiva solicitada por la Fiscalía.