Puerto Rico inicia este miércoles una nueva etapa con la aprobación de la ley que habilita el polémico Plan de Ajuste de la Deuda (PAD), pero la división persiste entre aquellos que lo ven como una salida a la multimillonaria quiebra y los que temen una crisis más profunda.

El PAD se oficializó cuando el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, firmó a última hora del martes el Proyecto de la Cámara 1003, previamente aprobado por ambas cámaras legislativas, y el cual propone, entre sus medidas, recortar la deuda pública del Gobierno local de más 70.000 millones de dólares a 34.000 millones o menos.
Fuente: EFE